Cuando una pareja comienza una mediación, es fundamental saber en que etapa del duelo se encuentran; porque una ruptura sentimental supone tanto como la pérdida de un ser querido, solo que en este caso debemos acabar sabiendo que la ruptura fué lo mejor que nos pudo pasar.

Se empieza por la negación ; la incredulidad y la confusión son el origen del duelo.Después darán paso a la rabia , la ira y el enfado. Se pasa de no poder creer que ya no estarás más con esa persona, a intentar deducir que no hicimos bien para que la relación se rompiera.Finalmente viene la culpa y la tristeza que nos llevarán a la aceptación de la pérdida y del cambio de vida que se operará en nosotros.

Pasajes como el que pusimos de manifiesto la semana pasada, son el origen del duelo; se toma conciencia de que ya no es posible convivir más con la persona a la que a pesar de todo respetarás y mantendrás en tu vida. Cambiar las rutinas y los hábitos formarán el resto del proceso de cambio. Agotar todas y cada una de las etapas , será el paso seguro a una nueva etapa, en la que podremos valorar como positivo el cambio.

……”entonces ella un día se dio cuenta que todo podía comenzar de nuevo y la sonrisa volvió a ser la dueña de su vida”….”

Feliz semana¡¡¡…..

” La opinión de otras personas acerca de ti no tiene que convertirse en tu realidad”….si es necesario…CÁMBIALA¡¡¡